Origen

Los orígenes de la localidad como tal se remontan a dos núcleos creados por los árabes en el siglo XIII. Uno se corresponde con el actual barrio de la Botera y el otro con el barrio de Santa Ana, llamados por aquellas épocas Abu Zeit y Zeit, respectivamente. El emplazamiento del pueblo se debe a estos pueblos y su ubicación en el siglo VIII.

 El paso del tiempo en la localidad

Durante el siglo XII, se reconquistó Beceite en épocas de guerras cuando vivió Alfonso II el rey de Aragón y en tiempos de los templarios. Estos últimos se asentaron en la localidad creando historia en la misma y dejando huella en el patrimonio del término. De esta época datan algunos portales, una parte de la iglesia y edificaciones civiles varias. Por supuesto, y como les pasó a muchas localidades de Aragón, posteriormente el pueblo sufriría los avatares de las guerras debido a su posicionamienrto y situación geográfica. El centro de España sufrió los golpes de las batallas entre los hombres en una época de emfrentamientos. Las llamas tomaron la localidad y se llevaron tras de si la ermita de Santa Ana, que posteriormente sería arreglada. Llegada la Guerra Civil, con su capacidad de destrucción en la comunidad, arrasó con muchas edificaciones de Beceite.

La evolución de la localidad la dirigió hacia tiempos de tranquillidad en los que la industria del papel cobeó gran importancia. Fue entonces cuando en el pueblo se mantuvieron abiertas trabajando varias fábricas de papel, saliendo al mercado de una de ellas los famosos naipes de Heraclio Fournier.

Evolución de la población

Si en el siglo XVII la localidad llegó a tener 2.200 habitantes, hoy en día se ha reducido esta cantidad a una tercera parte.